Honradez

Unas pocas historias de (falta de) honradez.

Dejemos las altas esferas, vayámonos al día a día, frases que resultan surrealistas y que he tenido que aguantar.

  • ¿Meterse en juicios? Ni loco, es muy lento. Es mejor “hablar” con los del ayuntamiento y llegar a un acuerdo a base de maletín“. [Palabras de un constructor importante]
  • Voy a montar un negocio con unas putas: hago que se prostituyan a través de internet a cambio de una habitación para vivir“. [Empresario]
  • Sí, si quieres que tu empresa de limpieza florezca lo que tienes que hacer es hablar con los peces gordos: habla con X que va de potes con Y y ya verás como te va bien“. [Otro empresario]
  • Sí, la mejor forma que lidiar con ese inspector es a base de pasta (el ayuntamiento se mete con el local de una ONG por una chorrada de un plano). Eso es lo que hicieron en un bar del centro.” [Inspector compañero del sujeto]
  • El ayuntamiento recalifica un terreno como rural tras haberlo urbanizado (y cobrado la contribución como tal) hacía diez años. Poco después lo expropia, lo vuelve a recalificar como urbano y construye casas. Denunciarlo y ser indemnizado puede llevar entre 8 y 12 años, aunque es probable que no cobres nada (el ayuntamiento delega la responsabilidad en la empresa constructora que se suele declarar en bancarrota en estos casos).
—————————————————————————————————————

De verdad, que el dinero no da la felicidad. Solo da estrés y malos rollos. Hoy me han instado a que haga oposiciones para embajador. O neurocirujano, que también se gana mucha pasta.

No acaban de entenderme, no ven que no es una cuestión de dinero, que el dinero está vacío.

Os deseo mucha honradez :D.

Post a comment.