Extinción

Los problemas del ser humano nos ciegan a veces, impidiendo ver la belleza que yace delante de nosotros, y la que, dedicándola unos minutos, es capaz de deslumbrarnos.

Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren, en un proceso simple y a la vez inimaginablemente complejo. Hace ya mucho tiempo que escribía en mi diario aquello de: “Nos hace falta un paseo por la naturaleza”. Y es verdad. ¿Qué mejor manera de aprender a apreciar lo que tenemos, de disfrutar del sol, de las nubes, de la lluvia y del frío aire del norte que subiendo al monte?

Hoy he subido al Argalario. Me he encontrado con un sol ardiente, con unos cuantos montañeros campechanos que me han saludado y dado ánimos, con un perro patada que me ha saltado a la bici y con unas vistas increíbles del mar (Bilbao, Barakaldo, Sestao, Portugalete, Trápaga, Getxo… todo de una mirada).

Ha habido momentos en los que casi desisto (la subida no parecía acabarse nunca!) pero poco a poco he seguido adelante. Llegar a la cima y ver el repetidor, esas campas de cuento, las vacas, los caballos, los potrillos, las ovejas, los lagos de las minas… ¡Cómo he echado de menos mi cámara! Otro día sacaré fotos. De momento os dejo estas preciosas fotos.

Diez animales que no verás en 10 años: http://www.sciam.com/gallery.cfm?articleid=1F831201-E7F2-99DF-3B23C127DC0F12ED

PD: Os dejo el blog de una buena amiga: Dulces sueños

Post a comment.