Persecución de brujas


Imagen por Marcus Bleasdale

Divagando en Human Rights Watch me encuentro con una campaña acerca del “Triángulo de la Muerte”, una región del Congo en la que el enfrentamiento entre un grupo armado denominado Mai Mai y el ejército ha llevado a terribles abusos de los derechos humanos.

Este es el testimonio de una mujer de 61 años:

“Estaba trabajando en los campos cuando los Mai Mai me secuestraron. Dijeron que era una bruja. No sabía de qué estaban hablando. El líder de los Mai Mai se llamaba Tumbwe y él vino con su mujer y algunos otros. La mujer de Tumbwe me sujetó los brazos por detrás de la espalda. Entonces me desnudaron y Tumbwe me pegó con un gran palo. Me pegó por todo el cuerpo. Después Tumbwe me llevó al cuartel general de los Mai Mai. Estaba desnuda y todo el pueblo me vio así. Siguió pegándome en público. Luego me metió en la cárcel, donde abusó más de mí. Cogió una mazorca de maíz y la metió en mi vagina. Dolió. Sangré durante días y estaba muy malherida.”

Hicieron lo mismo con 20 mujeres. Otra de ellas relata:

“Al tercer día de estar encerradas, uno de los Mai Mai llamado Ogi me llevó a otra habitación. Dijo que me iba a matar. Sacó un cuchillo y yo estaba muy asustada. Me abrió las piernas y me cortó el clítoris. Lo metió en una taza. Estaba sangrando muchísimo. Era muy doloroso. Hicieron lo mismo con las otras tres mujeres. No se qué es lo que hicieron con nuestros clítoris, pero creo que los usaron en su propia brujería.”

El ejército que luchaba contra los Mai Mai encarcelaba arbitrariamente a aquellos que “sospechaba” de pertenecer a los Mai Mai, incluyendo a mujeres y niños. Una mujer de 26 años declaró:

“Los soldados me metieron en prisión durante dos semanas y me pegaron y violaron todos los días. Cada vez que había un cambio de guardias, me violaban otra vez. Muchas veces eran tres o cuatro soldados uno detrás del otro. También me pegaron con cañas de bambu en la espalda y en las nalgas. A veces las palizas duraban más de una hora. Estaba en una celda con otras seis mujeres y a ellas también las pegaban y violaban.”

Ahí tienes una idea. La pregunta es: ¿cómo vas a actuar?

3 comments.

  1. Pues prision preventiva?
    Jop…c´est tres dificile….

  2. Por cherto

    http://somosaprendices.blogspot.com

    Bss

  3. Thanks por el link.

    Sí, es un problema complicado :). En http://hrw.org/campaigns/drc/2006/katanga/takeaction.htm nos dan alguna idea acerca de lo que podemos hacer.

    Un saludo!

Post a comment.