Y hoy vamos a aprender… Guinea Ecuatorial

¿Y eso dónde está?

La República de Guinea Ecuatorial es un país del África central, y uno de los países más pequeños del África continental. Limita con Camerún al norte, Gabón al sur y el Golfo de Guinea al oeste, donde las islas de Santo Tomé y Príncipe se ubican al suroeste.

Como es posible que sigáis sin saber donde está os dejo un mapa:

Vale, ya se donde está, ¿qué más debería saber?

Hablemos de su historia. Al principio, Guinea Ecuatorial no existía. El concepto de una nación con fronteras hechas con regla era imposible en un lugar habitado por diferentes tribus como los pigmeos.

Hasta que en 1471 un portugués, un tal Fernando Poo, descubrió el lugar y claro, lo convirtió en Portugal.

Dando un salto en la historia, el país pasó a manos de España en 1778 (Tratado de Pardo – unos intercambian cromos y otros países). Es interesante el hecho de que la primera acción española fue tratar de comenzar a explotar las riquezas del país: exportar esclavos.

España no tenía demasiado interés en el territorio hasta que en 1926 se definió la actual Guinea Ecuatorial, entonces conocida como la Guinea Española. En 1959 calificó el territorio como dos provincias españolas y en 1963 lo convirtió en la Comunidad Autonoma de Guinea Ecuatorial. No deja de ser curioso que en esta comunidad hubiera partidos y elecciones mientras que en el resto de España había un único partido.

En 1968 España accedió a las peticiones de independencia y tras aprobar una constitución (República de Guinea Ecuatorial), Francisco Macías Nguema se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente con la supervisión de la ONU.

Esta parte la copio y pego de Wikipedia porque no tiene desperdicio:

Macías no tardó mucho en concentrar en su persona todos los poderes del estado (en julio de 1970 creó un régimen de partido único, el PUNT (Partido Único Nacional de los Trabajadores); en mayo de 1971 partes cruciales de la constitución fueron abrogadas; y en julio de 1972 se autoproclamó presidente vitalicio).

En 1973 promulgó una nueva constitución (la segunda del país), realizada a su medida, que creaba un estado unitario, anulando el estatus anterior de federación entre Fernando Poo y Río Muni. Llevó a cabo una represión implacable contra sus oponentes políticos. A causa de sus métodos dictatoriales, más de 100.000 personas escaparon a países vecinos; al menos 50.000 de los que permanecieron en el país murieron, y otros 40.000 fueron sentenciados a trabajos forzados.

El régimen de Macías se caracterizó por el abandono de todas las funciones gubernamentales a excepción de la seguridad interna. Debido al robo, la ignorancia y la negligencia, la infraestructura del país -eléctrica, de suministro de agua, carreteras, transportes y salud- cayeron en la ruina. La religión católica fue reprimida y el sistema educativo cerrado. Los braceros nigerianos bajo contrato que llevaban a cabo el grueso del trabajo en las plantaciones de cacao de Bioko huyeron en masa a principios de 1976. La economía ecuatoguineana se hundió y los ciudadanos más cualificados y los extranjeros dejaron el país.

Las escuelas fueron cerradas en 1975 y el culto católico prohibido en junio de 1978. Nguema puso en práctica una campaña de africanización toponímica, reemplazando los nombres coloniales con nombres nativos: la capital Santa Isabel se convirtió en Malabo, la isla de Fernando Poo fue rebautizada como Masie Nguema Biyogo en memoria del propio dictador, y Annobón se convirtió en Pagalu. Como parte del mismo proceso se ordenó a toda la población que cambiara sus nombres europeos por nombres africanos. El propio nombre del dictador sufrió varias transformaciones, de forma que al final de su gobierno, se le conocía como Masie Nguema Biyogo Ñegue Ndong.

A esto habría que añadirle que algunos dicen que la independencia no fue más que la fachada de un plan franquista. También os dejo algunos datos interesantes:

After the country gained its independence from Spain in 1968, Papa Macías began having his troops slaughter the Bubi, an ethnic minority, drove a third of the country’s population into exile, murdered 65,000 citizens — and called the whole thing “socialism.”

Macías shocked diplomats with his outrageous statements, including his claim that Adolf Hitler was “Africa’s savior.” The use of the world “intellectuals” was made punishable by law. Macías would celebrate his birthdays by having prisoners shot by a firing squad in Malabo’s stadium, while loudspeakers played his favorite song, “Those Were the Days.” In this staunchly Catholic country, he once had political opponents crucified.

Sigamos con la historia. El 3 de agosto de 1979, el sobrino de Macías, Teodoro Obiang Nguema, organizó un golpe de estado y se cargó a su tío. Creó la tercera constitución (a su medida, por supuesto), elecciones con partido único y un largo etc. En 1991 inició una aparente democratización (para poder recibir ayudas) legalizando otros partidos políticos, de forma que muchos opositores políticos volvieron al país y fueron inmediatamente encarcelados. Gracias a esta increíble democratización, en las elecciones legislativas de 1993 fueron prohibidos diez de los catorce partidos inscritos, lo que se tradujo en una abstención de voto en torno al 80%.

Y entonces alguien encontró petróleo. Y hoy en día exporta 330000 barriles al día, el tercer productor de África. Gracias a las petroleras, Obiang se pasea por el mundo de visita oficial (España incluida, que Repsol tiene muchos intereses allí) y sigue haciendo lo que le da la gana en su país.

Las violaciones a los derechos humanos, la extrema pobreza de la gente, el sometimiento de los demás países al petróleo, la exagerada riqueza del presidente… convierten a este país en una pesadilla para cualquiera con un poco de sentido común.

No puedo escribir más, prefiero dejaros unos datos sueltos y unos enlaces para que juzgéis vosotros mismos:

The government in Malabo believes that torturing prisoners is not a violation of human rights, because prisoners have no rights.

Obiang was reelected by almost 100 percent of voters in the last election, a little less than four years ago. Some election precincts even managed to count 103 percent of voters in support of the incumbent candidate, setting what could well be a democratic record.

“What right does the opposition have to criticize the actions of a government?” the president asked

Like his predecessor and other African dictators such as Idi Amin and Mobutu Sese Seko, Obiang has assigned to himself several creative titles; the great major general Alifanfarón[citation needed], gentleman of the great island of Bioko, Annobón and Río Muni, as well as referring to himself as El Jefe (the boss).

In July 2003, state-operated radio declared that the president is a god who is “in permanent contact with the Almighty” and can “kill anyone without being called to account”, he personally made similar comments in 1993. Notice that previous president Francisco Macías Nguema had also been proclaimed God.

Businesses, for the most part, are owned by government officials and their family members.

The panel’s report found that Riggs Bank helped government leaders in Equatorial Guinea siphon oil revenues to accounts set up for them in Washington. Equatorial Guinea has been cited by the U.S. State Department for human rights abuses, corruption, and diversion of oil revenues to government officials.

http://www.guerraeterna.com/archives/2006/11/a_nosotros_tamb.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=1981

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=47831

http://www.asodegue.org/febrero27071.htm

http://www.state.gov/g/drl/rls/hrrpt/2005/61567.htm

http://www.hrw.org/doc?t=africa&c=eguine

http://en.wikipedia.org/wiki/Economy_of_Equatorial_Guinea

Me hubiera gustado poner más fotos, pero es casi imposible debido a que está prohibido sacarlas.

Post a comment.