Se acaba el año

No, no os penséis que, al igual que otros quince millones de blogs, voy a hacer un recuento de mi vida amorosa, de las fiestas salvajes ni tan siquiera de la actualidad. Tampoco voy a quejarme del sentido/sinsentido de usar una fecha concreta como excusa para dividir nuestras vidas en años.

Solo quiero deciros que no esperéis al 1 de enero. Que no esperéis al próximo lunes, a mañana por la mañana, a dentro de 5 minutos. Lo que tengáis que hacer, hacedlo ahora.

Y ya que estamos en Navidad, os paso algo que ha llegado a mis manos en una desgastada fotocopia:

“Mientras que haya niños que lloren a sus
padres, muertos por el fuego terrorista o la
guerra imperialista, yo lucharé por la paz

Mientras se siga maltratando a las mujeres en
esta sociedad machista, yo lucharé por la paz

Mientras haya niños abusadores y otros
abusados, yo lucharé por la paz

Mientras haya niños que mueran de hambre por
el egoísmo de los mayores, yo lucharé por la paz

Mientras haya niños que no puedan curarse
porque las empresas farmaceúticas prefieren
forrarse a bajar el precio de los medicamentos,
yo lucharé por la paz

Mientras haya unos que hablen mal de otros y
no quieran ni verse, yo lucharé por la paz

Mientras haya niños caprichosos, egoístas y
creídos que solo piensas en sí mismos sin tener
en cuenta a los demás, yo lucharé por la paz

Mientras haya jóvenes con la vida destrozada
por el alcohol o la droga por falta de alicientes,
yo lucharé por la paz”

Post a comment.