I’m back

It’s not about how low you fall, it’s about how high you stand

Hoy he recordado cuál fue la verdadera razón de comenzar un blog como este. No fue para hablar de mi vida, de mis amores, ni de lo que siento al mirarme al espejo, xD.

Fue para hablar del mundo, de sus problemas y de lo que podemos hacer para solucionarlos.

Ayer fui a dar una vuelta con mis amigos. Que coñazo. Dos horas hablando sobre: cual iba a ser el próximo partido del mundial, cuales habían sido sus mejores borracheras en el viaje de estudios, qué borracheras pensaban pillar este verano, cuántos bares con billar conocemos, cuál iba a ser la mejor forma de perder el tiempo aquella tarde y si estaba buena la hermana de alguien. Literal. Al menos me comí un helado.

Quien diga que la juventud de hoy en día no vale nada, no se equivoca demasiado. ¿Dónde se quedó el idealismo? ¿Van a ser ellos los periodistas que muevan la opinión?

Ayer también tuvieron un momento para hablar de Álvaro, que murió hace ya un mes. Fue mientras hablaban de las borracheras del viaje de estudios, de como había tirado las botellas por la ventana cuando casi les pillan.

El hecho es que, como tantas otras cosas, esto no es algo nuevo, la gente con valores y ganas de hacer algo más con su vida está ahí, pero como siempre, sigue perdida en una inmensa masa de masa humana.

Pero yo no soy otro pesado quejándome de cómo es la gente. No es mi estilo. Lo mío es el sentido práctico. Así que venga, animaos, www.bolunta.org. El mundo te necesita, y te necesita ahora.

Post a comment.