70 millones

Hay 70 millones de Kalashnikov. Curiosamente el creador que le dio nombre no llegó a cobrar por su obra. Abro el periódico, miro las fotos y descubro que no me hace falta mirar los subtítulos para identificar las armas. Se su nombre, su calibre y cuántas balas entran en un cargador.

Ahora comprendo a los pacifistas. “No a las armas, no a las guerras”. Tienen razón. Pero como enseñar a alguien que de un disparo no se acaba un problema. Las armas son poder, poder para “hacer justicia”.

Me pregunto lo que opinarán de la justicia los millones de personas que se están muriendo. El otro día un amigo me dijo:

El mundo se divide en dos clases de personas: Las que comen y las que las ven comer

La única respuesta a todo esto es una pregunta: ¿podemos cambiar algo? ¿podemos hacer algo? Abre los ojos y piensa, joder.

Post a comment.